ATEP 

  • “EL RECLAMO DE LA DOCENCIA ARGENTINA ES JUSTO Y LEGÍTIMO”.

    Lo aseguró el Secretario general de ATEP David Toledo al analizar la nueva Marcha Federal Educativa desarrollada en Plaza de Mayo el pasado miércoles 23 de Mayo. Agregó que la situación actual “ES MUY COMPLEJA Y DELICADA”.-

    El pasado miércoles 23 de Mayo, más de 300.000 maestros y profesores provenientes de todo el país, se concentraron nuevamente en Plaza de Mayo en la 2º Marcha Federal Educativa para reclamar urgentes cambios en las políticas socio económicas que impulsa el Gobierno Nacional y que incide de manera negativa en la calidad de vida de los argentinos.

    La fecha coincidió con el 30 aniversario de la histórica Marcha Blanca Docente que también inundó la Capital Federal de guardapolvos blancos de maestras y maestros de todo el país que reclamaban por paritarias y mejores salarios, entre otras importantes reivindicaciones que aún persisten.

    Los docentes participaron activamente de la convocatoria gremial y llegaron desde las regiones más alejadas del país (Noroeste,Nordeste, Patagonia, Cuyo y Centro del País), para reclamar por la reapertura de la Paritaria Nacional Docente, la resolución de distintos conflictos provinciales, para rechazar el cierre de Institutos Superiores, por una nueva Ley de Financiamiento Educativo y el rechazo a los techos salariales que pretende imponer el Gobierno Nacional.

    En este sentido, el Secretario General de ATEP David Toledo, destacó la importancia de la nueva Marcha Federal Educativa que sirvió para reclamar cambios urgentes a las actuales políticas de la Nación.

    ¿Cómo analiza el desarrollo de la segunda Marcha Federal Educativa en Plaza de Mayo?

    La docencia argentina nucleada en la CTERA y junto al gremio de SADOP, concretó una nueva jornada de lucha con un tinte histórico porque se desarrolló en el 30 aniversario de un acontecimiento muy importante como fue la Marcha Blanca ocurrida en 1988. Por aquel entonces reclamábamos la paritaria docente que no estaba sancionada por Ley en la República Argentina, reclamábamos mayor presupuesto educativo y la equiparación de los salarios porque era muy dispar el salario de un maestro de Jujuy con otro de la Capital federal, Tierra del Fuego, Tucumán o de otras jurisdicciones. A 30 años de este hecho, el reclamo sigue siendo el mismo, porque cientos de miles de docentes de todo el país, salieron desde cuatro columnas y desde las regiones que integran los gremios de base de la CTERA, como Patagonia, Cuyo, Noroeste, Noreste, Centro del país. Todos hemos coincidido en la Plaza de Mayo para reclamar la vigencia de la paritaria que ya fue sancionada y por mayor presupuesto educativo. Estamos reclamando por la negativa del Gobierno Nacional a reabrir las paritarias, para discutir no solo el salario de los trabajadores de la educación sino que se trata de hacer justicia y poner un piso salarial que lo habíamos logrado en los últimos años con la implementación de las paritarias, especialmente para aquellas jurisdicciones provinciales que no cuentan con recursos. La negativa del Gobierno Nacional ha traído como consecuencia esta jornada de lucha. También hemos reclamado mayor presupuesto educativo a los diputados y senadores de la Nación y que ese financiamiento se destine a equipamiento, infraestructura y para la continuidad de planes nacionales que fueron incluidos en años anteriores y que no se está cumpliendo. Por ejemplo,el Programa de Mejoramiento de las Escuelas o la instrumentación de programas de becas para niños, adolescentes y jóvenes cuyas familias no pueden enviarlos a las escuelas por falta de recursos, recordando que en Argentina existe un 30%de la población que se ubica por debajo de la línea de pobreza.

    También estamos reclamando un urgente cambio de rumbo en la política socioeconómico del gobierno nacional que se caracteriza por una política tributaria y tarifaria muy agresiva para el conjunto de trabajadores de nuestro país. Esto hemos manifestado cientos de miles de maestros y profesores en la Plaza de Mayo.

    ¿Cómo participó ATEP de la convocatoria nacional?

    En el caso de nuestro gremio, hemos concurrido con una delegación compuesta por integrantes de la Comisión Directiva, maestros y profesores, delegados escolares, delegados congresales a la CTERA, es decir que estuvieron representados todos los departamentos y los distintos rincones de nuestro territorio provincial. Fue un gran sacrificio y una gran entrega, con 72 horas de viaje entre ida y vuelta, soportando las contingencias climáticas imperantes pero con un gran entusiasmo y una gran vocación de militancia y de espíritu de lucha en la seguridad y certeza de que estas acciones no serán en vano. Tenemos la esperanza de que esta gran marcha sea un punto de inflexión y que pronto el gobierno nacional cambie de actitud, convocando a todos los sectores y factores representantes de todas las actividades, en este caso el docente para discutir los grandes temas que para nosotros se sintetizan en la vigencia de la escuela pública, la búsqueda permanente de más y mejor educación para todos y en la seguridad de que es la única garantía de crecimiento de progreso y bienestar junto a la defensa irrestricta de los derechos salariales y laborales de los trabajadores de la educación.

    ¿Los gremios educativos que postura pública exhiben respecto al pedido de Argentina de un crédito al FMI?

    Conforme a la experiencia histórica en nuestro país, nosotros decimos claramente que cualquier endeudamiento que se tomó no fue con buenas consecuencias para el conjunto de la sociedad. De modo tal, que esta decisión que ha tomado el gobierno para compensar la crisis existente en nuestro país esperemos que no sea como las anteriores aunque no somos muy optimistas en sentido.

    ¿De todas maneras, desde el Gobierno Nacional se insiste en profundizar la reducción del déficit fiscal en el país?

    Por el momento es así. Sin embargo, nosotros tenemos la esperanza de que el gobierno cambie el actual rumbo de ajuste, tarifazos, de políticas tributarias muy agresivas para la población en su conjunto y la falta de control de los índices inflacionarios. Nosotros ya estamos convocados muy pronto para hacer la evaluación nacional de la medida de fuerza que hemos desarrollado y si es necesario daremos continuidad con otras actividades y medidas para que el gobierno escuche las voces y sentir de los trabajadores de la educación.

    ¿En el actual contexto, tiene relevancia la inclusión del acuerdo paritario de Tucumán de la denominada cláusula gatillo?

    Desde luego que sí y desde el gobierno provincial dieron muestras acabadas de que están dispuestos a cumplir con esto. La situación es muy compleja y muy delicada.Nosotros hemos logrado un acuerdo paritario que fue de nuestra satisfacción en los primeros días de marzo, sin embargo, la inflación ya se llevó todo y nosotros tenemos la primera revisión en setiembre y estamos evaluando la posibilidad de rever esta situación. No descartamos que en el corto plazo,tengamos que recurrir a las autoridades para sentarnos a evaluar de qué manera podemos mejorar esta pérdida tan importante que ha sufrido nuestro salario respecto a la inflación.

    ¿Fue muy significativo el apoyo de los docentes a la medida de fuerza desarrollada en Tucumán?

    Agradecemos profundamente a los compañeros que han acatado disciplinadamente con el ciento por ciento de adhesión a la medida de fuerza. Sabíamos que sería así porque el reclamo es justo y legítimo y el espíritu de lucha que siempre han demostrado maestros y profesores en nuestra provincia han permitido lograr distintas reivindicaciones y desde luego reconocemos y agradecemos el acompañamiento a la medida, especialmente a quienes integraron la delegación de ATEP que participó de la segunda Marcha Federal Educativa que se desarrollaron en nuestro país.

    Por su parte, el Profesor Daniel Alberto Cheín que representa a la Escuela Nro. 287de Santa Ana Departamento Rio Chico y la Escuela Gral. Las Heras de Juan Bautista Alberdi, también participó de la manifestación en Plaza de Mayo y dejó sus impresiones.

    “Dentro del plan de lucha nacional y provincial lo que está por venir es peor y es preocupación constante no solo de los docentes sino del ciudadano en general, porque este gobierno está sordo y ciego respecto del sentir de la población. Nuestra obligación como gremio y como educadores es salir a la calle, en un plan de lucha para que los gobernantes se den cuenta de la situación actual”.-